Microorganismos que dañan tu salud
El agua contiene diferentes tipos de MICROORGANISMOS DAÑINOS PARA LA SALUD, los cuales pueden derivar en infecciones de la piel, gastrointestinales, perdida de cabello (por los metales y minerales que contiene el agua en ciertas zonas de la ciudad), hongos en uñas de manos y pies y una numerosa lista de enfermedades.

•  Bacterias Coliformes Totales y Fecales
•  Estreptococo Beta Hemolítico
•  Estreptococo Viridans
•  Shigella Desenteriae
•  Gérmenes Patógenos
•  Vibrión del Cólera
•  Salmonella Typhi
•  Escherichia Coli
•  Amibas
Microorganismos en el agua potable
Los microorganismos son organismos (como bacterias, virus y protozoos) que son demasiado pequeños para que se puedan ver sin la ayuda de un microscopio. Aunque la mayoría son microorganismos inofensivos, los hay también "infecciosos". Éstos se pueden multiplicar en el cuerpo y causar enfermedades o dolencias.

En nuestro medio ambiente, hay niveles bajos de microorganismos infecciosos y en pocas ocasiones provocan enfermedades en personas sanas. La ingestión de agua contaminada es tan sólo una de las posibles fuentes de microorganismos infecciosos. Otras fuentes son la ingestión de comida contaminada, el contacto directo con excreciones de personas o animales infectados o la inhalación de aire contaminado.

Los pozos privados suelen ser seguros, pero se pueden ver afectados por sistemas sépticos próximos, excrementos de animales de granja u otros focos de contaminación. Los pozos privados poco profundos y los que tienen revestimientos en mal estado, están más expuestos a la contaminación.

El agua no tratada de ríos, lagos, estanques, fuentes o arroyos es más propensa a contener niveles inseguros de microorganismos infecciosos y, por tanto, la ingestión de la misma puede causar enfermedades.

MICROORGANISMOS en el AGUA POTABLE que pueden causar enfermedades

De los muchos microorganismos infecciosos que se encuentran en el medio ambiente, en el agua se pueden hallar bacterias (como Shigella, Escherichia coli, Vibrio y Salmonella), virus (como el virus Norwalk y rotavirus) y protozoos (como Entamoeba, Giardia y Cryptosporidium).

Estos microorganismos pueden provocar síntomas como náuseas, vómitos, diarrea y calambres estomacales. En las personas adultas con un buen estado de salud, estas enfermedades suelen ser leves y duran poco tiempo. En bebés, niños, ancianos y personas con el sistema inmunológico deprimido, pueden revestir mayor gravedad. Debido a su resistencia a la desinfección, la Giardia y el Cryptosporidium son, en la actualidad, las causas más frecuentes de enfermedades transmitidas por el agua.

¿Cómo CONTAMINAN los MICROORGANISMOS INFECCIOSOS el AGUA POTABLE?

Los microorganismos infecciosos pueden estar presentes en los excrementos de personas y animales. Los pozos y demás fuentes de agua potable pueden resultar contaminados por las aguas pluviales procedentes de carreteras, granjas y explotaciones ganaderas, vertidos de plantas de tratamiento de aguas residuales o vertidos de sistemas sépticos.
¿Puede LA PLATA COLOIDAL DESINFECTAR el AGUA?
La plata coloidal (coloide de plata), tiene bien probada su acción en Purificación de agua.

La plata coloidal actúa destruyendo los microorganismos por la frecuencia que emite "resonancia". La superficie de la plata dispersa en 1 ml alcanza varios miles de metros cuadrados. Debido a esto es que se atribuye su alto poder germicida y cuyos efectos son rápidos, seguros y libres de efectos tóxicos.

La plata coloidal desinfecta y purifica el agua, eliminando algas, moho en el agua y paredes de las albercas, cisternas y tanques. Se recomienda aplicar por dosificación en proporción de ¼ de litro por cada 50,000 lts de agua.

La plata coloidal es totalmente inofensiva para el género humano y todas las especies mamíferas y ovíparas. No tiene ningún olor o sabor en su presentación concentrada, de igual manera, tampoco imparte ningún sabor u olor en su acción bactericida.

El comportamiento de la plata coloidal se ha estudiado en diversas fuentes de aprovechamiento de agua, con distintos grados de contaminación bacteriana y distintos estados físico-químicos.
Infecciones
Las infecciones fúngicas comprenden aproximadamente el 50% de todos las alteraciones de las uñas y pueden ser muy difíciles de tratar. Es más frecuente en las uñas de los pies que en las de las manos, y frecuentemente ocasionan descollamiento o separación de la uña de su lecho, empeorando o favoreciendo más infecciones.

Adicionalmente, descascan, se emblanquecen y pierden su brillo o cambian de colores que van desde verde a amarillo, marrón o negro. Pueden estar afectados la punta o la base de la uña.

El tratamiento muchas veces es por vía oral, y demora de 3 a 6 meses.